Recursos

Lo más destacado en multimedia feminista en un sólo lugar: videos, audios, presentaciones e infografía.

Afíliate

© Rainforest Action Network | Flickr (CC BY-NC 2.0)

El impacto de los fundamentalismos y de los extremismos sobre los derechos culturales. Entrevista con la Relatora Especial de la ONU

En su segundo informe ante el Consejo de Derechos Humanos (34º período de sesiones, en marzo de 2017), la Relatora Especial en la esfera de los derechos culturales, Karima Bennoune, discute las formas en que el auge de los fundamentalismos y los extremismos plantean graves amenazas a los derechos humanos en todo el mundo y hace un llamamiento a dar una respuesta global basada en los derechos.


Para comprender mejor el alcance de este informe, AWID entrevistó a Karima Bennoune y le hizo cuatro preguntas centrales:

  • ¿Por qué decidió enfocar su informe en los fundamentalismos religiosos?

  • ¿Cuáles son las formas en común en que los extremismos y los fundamentalismos violan los derechos culturales?

  • ¿De qué manera los organismos internacionales de derechos humanos pueden utilizar el conocimiento de lxs activistas feministas para enfrentar mejor los fundamentalismos religiosos?

  • ¿Por qué los hallazgos del informe son importantes para lxs activistas feministas?


El informe

La Relatora Especial define a los fundamentalismos y a los extremismos como ideologías que se manifiestan de diversas maneras pero que tienen aspectos en común en relación a la forma en que perpetran los abusos a los derechos culturales.

El informe propone una cantidad de soluciones para enfrentar el impacto de los fundamentalismos religiosos. Entre otras, una sugerencia es recurrir al conocimiento experto de las defensoras de derechos humanos.

En apoyo del informe, Alejandra Sardá-Chandiramani, Directora de Programas de AWID, hizo una presentación oral ante el Consejo de Derechos Humanos:

«No se deben utilizar o ‘mal utilizar’ la cultura y la religión para justificar la violencia y la discriminación contra ninguna persona – contra las mujeres, minorías étnicas o religiosas, diversidades sexuales o de género. […] Llamamos a los estados a actuar ya mismo para preservar y proteger los derechos culturales sobre la base de la igualdad, y a todos los organismos relevantes de la ONU a apoyar los esfuerzos que buscan frenar la ola creciente de fundamentalismos y extremismo».

Comparte