Infórmate

Tu fuente de información para mantenerte al día de las últimas tendencias que afectan a la justicia de género y los derechos de las mujeres en todo el mundo

Las realidades que vivimos: Una joven feminista de Gambia reflexiona sobre la solidaridad, el feminismo y la reivindicación de nuestros derechos

Mariatou Newlands

A partir del momento en que nosotrxs (#YAFDialogues) armamos nuestra sesión “Las realidades que vivimos: Jóvenes africanxs feministas”, me sentí cada vez más entusiasmada con el 13º Foro Internacional de AWID y con el Foro de Feminismos Negros (BFF). Cuando recibí el financiamiento del Fondo de Acceso de AWID, esa expectativa creció unos centímetros y para el día en que aterricé en Bahía, Brasil, en Costa do Sauípe, ya era enorme.


Estaba tan entusiasmada 

porque sabía que iba a estar en medio de más de 1000 feministas de todo el mundo y que iba a interactuar con personas que piensan como yo, entablar vínculos con ellas, compartir ideas y lo más importante: impulsar juntas la agenda feminista. Puedo decir con alegría que mi entusiasmo no fue en vano y que mis expectativas se cumplieron.

El BFF fue excepcional. Me hizo entender que el feminismo no tiene que ver con proclamarte feminista sino más bien con trabajar para impulsar la agenda feminista sin 'peros' ni condiciones. Me confirmó en la creencia de que el feminismo no solo se debe expresar con palabras sino también a través de distintos formatos artísticos. El BFF me hizo reconocer que nosotrxs, jóvenes feministas, somos necesarixs para empujar y fortalecer la agenda feminista y que por eso se nos debe incluir en la toma de decisiones acerca de los futuros feministas. Se debe cerrar la brecha generacional entre lxs feministas de más edad y lxs jóvenes.

Aunque hace ya cinco años que me asumo feminista, el Foro AWID me abrió los ojos. En todo mi recorrido feminista, es la primera vez que asisto a sesiones que hablan solo de las realidades de violación de derechos  que viven las mujeres lesbianas, bisexuales y trans (LBT). Fue una experiencia que me permitió entender en toda su dimensión la discriminación que viven las mujeres LBT y la importancia de saber que son mujeres con derechos y que esos derechos deben ser respetados dondequiera que ellxs estén.

También me entusiasma 

entusiasma contarles lo que percibí acerca de la solidaridad que se manifestó en todo el Foro AWID y en el BFF. En ninguna de las reuniones feministas a las que había asistido hasta ahora viví la solidaridad entre feministas como en esos siete días. Esa solidaridad me hizo sentir poderosa como feminista. Me dio confianza para participar en las sesiones a las que asistí, me dio confianza para compartir las realidades que vivimos en nuestro país durante la sesión “Las realidades que vivimos: Jóvenes africanxs feministas” y, por encima de todo, me dio más confianza para volver a afirmar que soy feminista. La solidaridad es algo que deberíamos replicar ampliamente en nuestras diversas comunidades. Si las personas o las organizaciones que trabajamos por un mismo objetivo somos solidarias entre nosotras, el público al que intentamos llegar reconocerá que lo que estamos planteando no es una preocupación individual sino una colectiva que no puede ser ignorada. De esa forma podemos expresar nuestro poder, influencia y resistencia para lo que queremos lograr como activistas.

Por último,

un mensaje importante que me llevé del Foro durante “Las realidades que vivimos: Jóvenes africanxs feministas” es que debemos ocuparnos de todas las problemáticas de las mujeres, no solo de aquellas en las que tenemos experiencia o que caen dentro de nuestro campo de conocimientos. Como feminista, es fundamental la valentía porque nos permite hablar de temas relegados que afectan a las mujeres y que en nuestras sociedades muchas veces se consideran “polémicos”. Mi opinión es que reivindicar algo que me corresponde como derecho no tiene nada de “polémico”. Entonces, ¿por qué se lo debería calificar así a un punto tal que no me permitan hablar de mi derecho ni reivindicarlo? 

 

Como feminista, creo que todos los derechos de las mujeres son importantes y que ninguno de ellos es “polémico”. Esta es una convicción que todxs lxs feministas debemos compartir.

Sobre la autora

Mariatou, de 23 años, es una «joven activista feminista y defensora de los derechos humanos» de Gambia y forma parte de Think Young Women (TYW) – The Gambia [Pensemos en las Mujeres Jóvenes – Gambia], una organización sin fines de lucro liderada por mujeres jóvenes. 
Category
Análisis
Region
Global
África
Source
Foro de AWID