Actúa

Participa en acciones colectivas en solidaridad con las causas feministas y lxs defensorxs en riesgo.

Afíliate hoy mismo

© Adolfo Lujan | Flickr (CC BY-NC-ND 2.0)

Pedido de cartas en solidaridad con mujeres injustamente presas en El Salvador

Esta una oportunidad histórica de solidaridad más allá de las fronteras: el primer caso sobre la criminalización del aborto que llega a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Sabemos que los grupos antiderechos probablemente inunden la Corte con sus opiniones.

Esperamos que tú también hagas que se escuche tu voz en apoyo a los derechos de las mujeres.


En El Salvador el aborto está criminalizado en todas las circunstancias desde 1998. Cuando una mujer sufre una emergencia obstétrica y va al hospital, lo más común es que el personal médico la denuncie a la policía. Luego será acusada de haberse provocado un aborto, condenada y enviada a prisión. Entre 2000 y 2019, 181 mujeres que habían sufrido emergencias obstétricas fueron criminalizadas y sentenciadas a penas de hasta 50 años de cárcel por “aborto” u “homicidio agravado”.

Una de ellas fue Manuela, una madre soltera de dos hijos que vivía en situación de pobreza en una zona rural y perdió su tercer embarazo en 2008. Cuando llegó al hospital, fue interrogada y hostigada. El personal médico la denunció y Manuela fue sentenciada a 30 años de cárcel por “homicidio agravado”. Murió en 2010, de un cáncer que nunca fue tratado y esposada a la cama del hospital.

La familia de Manuela y organizaciones feministas de El Salvador llevaron su caso al sistema interamericano de derechos humanos.

Del 11 al 13 de marzo de 2021, la Corte Interamericana decidirá si El Salvador violó o no los derechos más fundamentales de Manuela, entre ellos su derecho a la vida y a la salud.

Es la primera vez que a la Corte se le pide que explicite su postura en torno al aborto por eso este caso es importante no solo para Manuela y su familia sino para todas las personas a quienes les importan las vidas de las mujeres en América Latina y en el Caribe. ¡Y necesitamos tu ayuda!

¿Cómo puedes ayudar? 

  • Envía una carta breve a la Corte Interamericana ( tramite@corteidh.or.cr ) en cualquier momento hasta el 31 de marzo de 2021, mencionando “Manuela contra El Salvador” en el asunto. Puedes enviar tu mensaje en inglés, francés o castellano

  • Puedes escribir a título individual o en nombre de un colectivo, organización o red. Más adelante encontrarás un modelo de carta pero por supuesto no dudes en redactar tu propio mensaje si así lo prefieres.

  • Difunde este pedido entre tus contactos y aliéntalxs a que ellxs también envíen cartas a la Corte

  • La Corte también recibe Amicus Curiae así que si tu organización (o una red de la que formes parte) tiene interés en hacerlo, por favor no lo duden (y cuéntennos). Los Amicus también se deben enviar a  tramite@corteidh.or.cr antes del 31 de marzo de 2021.

  • Asegúrate de seguirnos en redes sociales  #ManuelaJusticiaYEsperanza e involúcrate en la conversación

Manuela's story - Solidarity with Women in El Salvador - full illustration SPANISH

Propuesta de carta

Asunto: Manuela contra el El Salvador 

A las juezas y jueces de la Corte Interamericana de Derechos Humanos
 

Estimadas señoras y estimados señores:

Yo/nosotras/es [tu nombre, el de tu grupo, organización o red] les escribo/escribimos para hacerles llegar mi/nuestra opinión el caso Manuela contra El Salvador y su importancia para las mujeres del continente americano y del mundo entero.

[Agrégale un toque personal: un párrafo breve explicando qué significa para ti - o para tu grupo, red o movimiento - el resultado de este proceso]

Deposito/amos nuestras esperanzas en que a través de su decisión en el caso Manuela ustedes, que conforman el mecanismo de derechos humanos más importante del continente americano, se harán oír con fuerza afirmando el derecho de las mujeres a la vida, la igualdad, la no discriminación y la salud.

Como activista/s comprometida/e/s con los derechos y la justicia para todas las mujeres en todas partes he/mos aprendido que:

  • La penalización del aborto en todas las circunstancias es una forma de discriminación y de violencia que tiene un impacto desproporcionado sobre las mujeres y las niñas económica y socialmente marginadas.
  • Frente a una emergencia obstétrica, las mujeres y las niñas más privilegiadas pueden costearse una atención médica privada sin quedar expuestas públicamente mientras que las que viven en situación de pobreza solo pueden acudir a un hospital público donde son hostigadas y criminalizadas. Aquí no se trata solo de justicia reproductiva pero también de justicia social.
  • Ninguna mujer que está pasando por una emergencia obstétrica debería ser sometida a hostigamiento verbal por parte del personal médico que debería atenderla, ni denunciada a la policía, ni esposada a una cama de hospital ni privada de atención médica cuando su vida y su salud están en riesgo. Sabemos que en la mayoría de los casos el personal médico actúa de esta manera para protegerse frente a una eventual denuncia penal: este es otro efecto nefasto de la criminalización del aborto en todas las circunstancias.

Esperamos que la decisión que ustedes tomen sea consistente con la prestigiosa trayectoria de la Corte en la defensa de todos los seres humanos para todas las personas. Confiamos en que su veredicto hará responsable al estado de El Salvador por haber violado los derechos de Manuela y en un sentido más amplio afirmará la responsabilidad estatal de prevenir la persecución policial contra las mujeres que sufren emergencias obstétricas y de ofrecer reparaciones a las mujeres arbitrariamente detenidas y condenadas en estos casos, o a sus familias. Sabemos que su decisión será de cumplimiento obligatorio para los estados bajo su jurisdicción y por eso puede resultar extremadamente útil para impedir que sigan ocurriendo injusticias de esta clase en todo el continente. Y también puede ser una inspiración para todas las personas que están luchando por los derechos y la justicia para las mujeres en el mundo.

Confiamos en ustedes para que nos ayuden a garantizar que en el continente americano nunca más una mujer será criminalizada por haber sufrido una emergencia obstétrica.        

Cordialmente,

[Nombre]

No te olvides de agregar el logo de tu organización y su dirección; si escribes a título personal, por favor incluye tu correo electrónico y tu país (o tu dirección completa si así lo deseas)

 


Enviar una carta
 

Comparte