Áreas prioritarias

Brindamos apoyo, recursos y fortalecemos los movimientos por los derechos de las mujeres en todo el mundo

Afíliate

© Hakima Abbas

Justicia Económica

El orden establecido a nivel global

La desigualdad económica masiva se ha convertido en el orden establecido a nivel global. Esta desigualdad es especialmente evidente en las diferencias en los niveles de consumo y de renta. 1.200 millones de personas que viven en situación de pobreza representan solo el 1% del consumo mundial, mientras que el millón de personas más ricas del mundo consume el 72%.

El modelo económico actual, con un fuerte enfoque en un crecimiento guiado por fines lucrativos, es cada vez más conocido por su papel en perpetuar la desigualdad y la pobreza, provocando que las mujeres sufran un impacto de forma desproporcionada en el mundo.

El poder y el alcance cada vez mayor de las corporaciones en la era actual de la globalización y extrema desigualdad es un desafío urgente al que se enfrentan las mujeres y los pueblos oprimidos en la actualidad. Condiciones laborales deplorables, la apropiación de las tierras y recursos naturales comunitarios, la falta de acceso a los servicios públicos de calidad, y la invisibilidad del trabajo no remunerado y poco remunerado en el sector informal son algunos de los impactos del orden establecido a nivel global que deben cambiar.

Exigimos que se implemente un enfoque al desarrollo que ubique los derechos de las mujeres en el centro de la acción.

Necesidad de una transformación estructural

Las mujeres y otros pueblos oprimidos han estado, y continúan estando, en primera línea en las luchas a nivel mundial para hacer frente a la desigualdad y a los sistemas económicos y políticos basados en la extracción de recursos naturales, explotación laboral y diversas formas de discriminación.

AWID da prioridad a las estrategias que enfrentan y abordan los fallos de los modelos económicos actuales. Además de situar los derechos humanos en el centro y reclamar los derechos de las mujeres y la justicia en la economía global existente, centramos nuestros esfuerzos en facilitar una transformación estructural.

Nuestras acciones

Facilitamos y fortalecemos la participación de diversas organizaciones por los derechos de las mujeres y activistas, incluyendo jóvenes feministas mediante:

  • El fortalecimiento de la capacidad de lxs promotorxs y defensorxs de los derechos de las mujeres, organizaciones y movimientos para comprometerse a llevar a cabo un intercambio más profundo, un aprendizaje, así como reflexiones y acciones informadas de manera que los poderes económicos les afecten;

  • El apoyo a la apertura y defensa de espacios públicos en los que las mujeres puedan participar de manera significativa en la promoción de alternativas y el desarrollo democrático de sus comunidades;

  • El fomento de la participación de grupos feministas y de derechos de las mujeres en las esferas internacionales de gobernanza para avanzar sus agendas en aras de economías más justas;

  • La organización de actividades de investigación, análisis y la documentación feminista para destacar cómo la economía está afectando la vida de las mujeres, al mismo tiempo que se presiona para que se reconozca la lucha de las mujeres, sus conocimientos y aspiraciones.

«Las propuestas feministas en relación a una economía orientada hacia el cuidado de las personas para la vida, basada en la cooperación, complementariedad, reciprocidad y solidaridad no son sólo propuestas hechas por las mujeres para las mujeres, sino hecha por las mujeres para los países, y la humanidad»

Magdalena León T.

Contenido relacionado