AWID es un organización feminista internacional de membresía, que brinda apoyo a los movimientos que trabajan para lograr la justicia de género y los derechos de las mujeres en todo el mundo.

Afíliate hoy mismo

© Adolfo Lujan | Flickr (CC BY-NC-ND 2.0) - modified

Hagamos que lo invisible sea visible: manifiesto de unx fisicoculturista de género fluido en Hong Kong

Siufung Law (@siufung_law), Hong Kong

«¡97…! 98… ¿dónde está 98? ¡98! ¡Por favor, vuelve a la formación!... ¡99! ¡100!...» La dama detrás del escenario le pedía incesantemente a cada atleta que formara una fila en el espacio húmedo, transpirado y abarrotado detrás de escena. Fisicoculturismo de Mujeres fue la primera categoría del día de la liga profesional, y quince mujeres musculosas y enormes, músculo con músculo, se apretujaron en el área reducida detrás de escena, esperando impacientemente su turno para alardear de su aura en el escenario. Embellecidas con bikinis y maquillaje idiosincráticos, estas mujeres se dieron su último retoque bombeando sus músculos entrenados, repetición tras repetición, esperando producir una impresión imborrable en el panel de jueces. 

Siufung tenía el número 99 y este era su debut profesional en el fisicoculturismo de mujeres. Como había demasiada gente en la formación, las mujeres fueron divididas en dos filas separadas. Siufung no estaba vestidx distintx de las otras mujeres: su físico bronceado que mostraba la musculatura del cuerpo; el pelo arreglado por unx estilista profesional que había contratado; los brillantes brazaletes plateados en ambas muñecas; y el maquillaje que hacía juego con su bikini color lavanda para mostrar la feminidad debajo de los músculos endurecidos. Ahora, mientras esperaban en fila, Siufung examinó a las otras competidoras, y percibió una intensidad, tensión y nerviosismo conocidos. La mayoría se veían inquietas, ligeramente preocupadas y malhumoradas. Se evaluaban entre sí furtivamente. Con sus músculos inflados, Siufung se veía relativamente relajadx al entrar al escenario para exhibir las poses obligatorias. La sonrisa brillante de Siufung opacó a las competidoras, era unx de las pocas mujeres asiáticas en la historia en competir en una plataforma profesional internacional. 

FR Mag - Siufung Law
Debut de Siufung en el fisicoculturismo profesional, en Rumania, 2019.

El fisicoculturismo de mujeres ha sido considerado por lxs feministas como un deporte que cuestiona las rígidas presunciones acerca del género y del cuerpo. Las mujeres fisicoculturistas son ejemplos excelentes de realidades feministas, porque desafían estas nociones convencionales. Al construir su musculatura, estas mujeres redefinen el significado de los músculos. «Los músculos no tienen género», dijo Siufung en una entrevista en los medios. «Los hombres y las mujeres tienen la misma anatomía muscular. Es algo que rechaza las presunciones estereotipadas de que músculos es igual a hombres, y solamente a hombres».

Al nacer, Siufung fue asignadx como mujer. Cuando estaba en la escuela secundaria, se identificaba como lesbiana. En Hong Kong, donde no había una cultura del deporte, pero sí una obsesión con la excelencia académica, su padre, vicedirector de su escuela, creía que buscar rendimiento como atleta tendría un efecto negativo sobre los logros académicos. También creía que muchas de las atletas en las escuelas sólo para mujeres eran marimachos, que intentaban llamar la atención femenina a través de los deportes. A Siufung le prohibieron hacer deportes hasta que estuvo en la universidad. Se unió al equipo de carreras a campo traviesa y al de remo de su facultad y, posteriormente, fue integrante del equipo de mujeres de botes dragón de la ciudad. Pasando de un deporte a otro, Siufung finalmente encontró su lugar en el deporte del fisicoculturismo. 

A Siufung le fascinó este deporte interesante pero contradictorio: un deporte que tanto se ajusta como se resiste a las jerarquías de género. De forma parecida a la mayoría de los deportes, la cultura del fisicoculturismo está dominada ampliamente por los hombres: la mayoría de los espectáculos de fisicoculturismo son promocionados por patrocinadores hombres y juzgados por oficiales que son predominantemente hombres, para el entretenimiento de audiencias masculinas. Las mujeres fisicoculturistas son extremadamente marginadas dentro y fuera del deporte. A menudo consideradas demasiado musculosas y monstruosas para ser presentadas en revistas de ejercicio y estado físico, las mujeres fisicoculturistas han recibido mucha menos publicidad y patrocinio. Si bien Fisicoculturismo de Mujeres fue la primera categoría femenina en el fisicoculturismo, en años recientes se crearon nuevas categorías que requieren más tonificación y menos masa muscular, como Físico de Mujeres, Figura de Mujeres y Bikini de Mujeres. Las mujeres fisicoculturistas quedaron todavía más aisladas de  la comunidad fisicoculturista cuando la categoría Fisicoculturismo de Mujeres fue cancelada en 2015 por parte del prestigioso show The Olympia. Recién en 2020 fue repuesta.

Se renovó la imagen de la categoría para resaltar la feminidad junto con los músculos. Los códigos reforzados de feminidad se observan no sólo en el escenario de fisicoculturismo, sino también fuera de él. En las redes sociales, no es raro encontrar a las mujeres fisicoculturistas con mucha cantidad de maquillaje, con las uñas pintadas y atuendos femeninos para destacar su feminidad en el gimnasio, como si hicieran esto para compensar la musculatura que ha hecho que sus cuerpos se vean «masculinos». Al mismo tiempo que se considera que estas mujeres se están resistiendo a las ideas generizadas de masculinidad y feminidad al agregar toneladas de músculos a sus cuerpos, su feminidad incrementada se ajusta, sin embargo, a los ideales típicos de lo femenino. 

Un año antes de encontrar su pasión en el fisicoculturismo, Siufung se dio cuenta de su deseo de ser identificadx socialmente como hombre y, en 2013, salió del armario como hombre trans. En el primer año de entrenamiento como fisicoculturista, Siufung no pensaba en competir sobre un escenario. En tanto era y sigue siendo legalmente mujer, le horrorizaba la idea misma de usar un bikini en el escenario, porque lo consideraba una prenda femenina. Mientras se debatía entre su identidad de género y la pasión por el fisicoculturismo, Siufung comenzó a realizar investigaciones académicas en estudios trans, con la esperanza de encontrar una solución a su pregunta: «¿En qué medida puede una persona encarnar ambas identidades de género?»

En 2015, Siufung compitió en su primer espectáculo de fisicoculturismo y ganó el campeonato general en la división abierta Físico de Mujeres. En 2018, Siufung se convirtió en fisicoculturista femenina profesional de la Federación Internacional de Fisicoculturismo y Forma Física. La victoria llevó a Siufung a nuevos descubrimientos en relación con su cuerpo: no sólo superó el miedo a usar bikini, sino que, además, disfrutó de representar feminidad en el escenario. En vez de un encierro, el fisicoculturismo le ofreció una plataforma en la cual aprender y desaprender constantemente los códigos de género. Ama su feminidad tanto como su masculinidad, y su deseo es ser identificadx como mujer y como hombre, dependiendo del contexto. Ya no se identifica como un hombre trans. 

La singular experiencia de Siufung desafía el control regulatorio sobre las fisicoculturistas mujeres en sus códigos reforzados de feminidad. Su identificación como persona de género fluido y no binarie ha llevado a confusión dentro de las comunidades de fisicoculturismo, especialmente cuando Siufung parecía ser socialmente más masculinx, aunque su experiencia ha inspirado a mujeres fisicoculturistas y atletas trans a ser valientes. Mientras tanto, la insistencia de Siufung en vivir a su manera ha motivado discusiones significativas acerca de la participación de las personas trans en el fisicoculturismo. Por ejemplo, Siufung es le únicx embajadore deportive de género fluido en  los Juegos Gay de Hong Kong en 2022, un festival internacional de la diversidad que dura 9 días, con eventos de diferentes deportes, arte y cultura organizado por la comunidad LGBT+. Tiene la esperanza de que se cree una tercera categoría de género en el fisicoculturismo y en la mayoría de los deportes. También es embajadore profesional de Atleta Aliadx, que se propone terminar con la homofobia y la transfobia en el deporte. 

FR Mag - Siufung Law 1
Siufung es embajadore de Atleta Aliadx para terminar con la homofobia y la transfobia en los deportes.

Siufung estaba decididx a modificar el fenómeno transgénero existente en Hong Kong. Allí, al igual que en la mayoría de los países asiáticos, las personas trans binarias dominan las narrativas transgénero. Las personas trans binarias son quienes preferirían modificaciones quirúrgicas y hormonales para «pasar» en su género de preferencia. Las noticias locales y nacionales a menudo se enfocan en informar sus dificultades en la vida diaria y la estigmatización que enfrentan, y relegan a la invisibilidad a las personas trans no binarias. Con mucho valor, Siufung aceptó dar entrevistas en los medios para plantear una alternativa y defender la idea de la fluidez de género. Como feminista no binarie, abogó por la importancia de los derechos de las personas trans y generó interés social acerca de la igualdad de género (especialmente, la igualdad de las mujeres) en el deporte. Al principio, las imágenes de Siufung en bikini encendieron la discusión en las comunidades trans locales; especialmente, las personas trans esencialistas no aceptaron a Siufung como integrante de la familia transgénero. Gradualmente, a medida que los medios locales acogían la idea de promover la diversidad de género e informaban positivamente acerca de su historia,  Siufung fue aceptade finalmente como parte de la comunidad LGBT+, y ahora es respetadx como la persona pionera de la comunidad de género fluido local.       

La interseccionalidad del feminismo está encarnada en el recorrido de Siufung. Representa las realidades feministas tanto en el mundo del deporte, como en el mundo trans. Como mujer fisicoculturista, Siufung no sólo exhibe una perspectiva feminista en la deconstrucción de la jerarquía de género y de cuerpo, sino que también se resiste a ajustarse a codigos reforzados de feminidad en su vida social. Su recorrido habla de la posibilidad que tienen las mujeres de abarcar un amplio espectro de experiencias de fisicoculturismo. Como activista de género fluido, Siufung desestabiliza las presunciones binarias de género respecto de las subjetividades trans y ofrece una forma alternativa de encarnar el género que no requiere elegir un lado en la dicotomía de género. La historia de Siufung crea diálogos importantes y significativos tanto con el mundo LGBT+, como con el mundo del deporte. 

«Vive tu verdadero ser», un lema tatuado en su cuerpo, muestra que Siufung es un ejemplo viviente de cómo podemos reimaginar las posibilidades sin límites del género y la sexualidad. 

 


«When They See Us» [Cuando nos ven]

Lame Dilotsotlhe, Botsuana

MamaCax

Esta pieza celebra la vida de la fallecida Mama Cax. Fue más que modelo, feminista y activista por los derechos de las personas con discapacidad. Redefinió nuestra comprensión de la autonomía corporal y, para mí, esa es la esencia del poder feminista en acción. Es temeraria, es mujxr, es una reina.

FR Mag - Lame Dilotsotlhe - MamaCax

Very Queer Feminist [Feminista muy queer]

Esta es la realidad de un varón trans en espacios feministas. Sus opiniones a menudo se ven amortiguadas o restringidas por los privilegios que entraña su cuerpo. Su presencia es provocadora. Pone de relieve la capacidad de los espacios feministas para incorporar la diversidad y forjar solidaridad.

FR Mag -  Lame Dilotsotlhe - Very Queer Feminist

 


«Box No Boxes» [Boxeo sin convencionalismos] 

Wu, I-Fei, Taiwan

Como boxeadora e instructora, creo que enseñarle a boxear a las chicas es una realidad feminista, pues transforma las nociones de género del deporte y se opone a la masculinidad hegemónica.

 FR Mag - Wu
Wu, I-Fei

 


< Serie Resistencia Feminista

Mirándome observar los espacios seguros >

Comparte