Decrease Font Size Reset Font Size to Default Increase Font Size

Home Sp / Library / Los Derechos Humanos de las Mujeres en Pakistán - ¿Qué ha cambiado y cómo?

Los Derechos Humanos De Las Mujeres En Pakistán - ¿Qué Ha Cambiado Y Cómo?

Una entrevista con Asma Jehangir, activista de los derechos humanos, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán (HRCP por sus siglas en inglés). Por Eman Ahmed, WHRnet, Septiembre 2005

 

WHRNET: ¿Cómo ha cambiado la situación de los derechos de las mujeres en Pakistán en los últimos años? ¿Qué factores han contribuido a estos cambios?

 

AJ: Si con las palabras "últimos años" te refieres a las últimas décadas, entonces ha habido un cambio tremendo en la situación de los derechos de las mujeres. El enfoque ha girado completamente, desde la protección, hacia los derechos. Antes la idea era que las mujeres necesitaban la protección. Incluso el informe de la comisión de la mujer habló en términos de una división del trabajo entre mujeres y hombres. Naturalmente, la mujer pasó a un segundo plano a cambio de un estipendio monetario para su protección. Había un modo de pensar completamente distinto. En los años 80 el enfoque sobre el estatus de las mujeres cambió hacia uno basado en los derechos, pero no ha sido suficiente profundo. Cuando hablamos de cómo ha cambiado la situación? ha cambiado en que las mujeres son más conscientes de sus derechos, las mujeres aprovechan más las oportunidades cuando se presentan y las mujeres se hacen valer en campos diferentes, tales como la política y la economía. Sin embargo, en cuanto a la familia, donde empieza la discriminación que limita a la mujer durante toda su vida, ha cambiado muy poco, incluso en el papel.

 

Sin embargo ha habido avances menores. Y esto tiene que ver con que más mujeres están haciéndose abogadas y, más importante, con que más mujeres han estado dispuestas y han podido tomar el riesgo de hacer demandas. Una abogada puede interpretar las leyes de una perspectiva de género, pero todavía se necesita a una clienta que quiera vaya hasta el final, que corra el riesgo legal y no sucumba ante la presión o se rinda en el camino. Muchos de estos avances se han producido gracias a jurisprudencia donde las clientas han tenido que sufrir. A veces, ni apoyadas por sus propias familias, las mujeres pasaron por períodos prolongados de incertidumbres y fueron caracterizadas como mujeres descaradas que se habían rebelado contra las normas de la sociedad. Ha sido un proceso difícil para estas mujeres y ellas deben ser celebradas.

 

Un ejemplo de cómo han ocurrido estos cambios es un caso legal muy temprano en relación a una mujer que cuestionó una elección. Sin embargo, el caso terminó y la cuestión no llegó a ser un precedente legal. Así fue hasta estudiantes mujeres en las facultades de medicina desafiaron la ley. Aparte de tener el apoyo de sus familias, fue más fácil para ellas porque no fue durante la dictadura militar de Zia-ul-Haq. Si así hubiera sido, el caso no hubiera tenido la respuesta positiva que sí recibió de la corte. Al final, recibimos el desagravio de la Corte Suprema que apoyó el artículo 25 de la constitución: "No habrá discriminación sólo en base al sexo", lo que ya estaba escrito en el papel, se hizo realidad. Después hubo casos semejantes desafiando la discriminación, por ejemplo el que cambió la práctica común que forzaba a las mujeres a cambiar su domicilio al domicilio del hombre con quien se casaban.

 

WHRNET: ¿Anticipas más cambios en los próximos cinco años?

 

AJ: Claro que sí, una vez que se pongan las cosas en marcha y las mujeres no solo hacen valer sus derechos sino también tienen colectivos de mujeres, donde piensan y planean estrategias. Sin embargo, la existencia de estos colectivos es amenazada porque se organizan alrededor de un trabajo productivo o de servicios y esto significa que necesitan estar involucrados en actividades viables para continuar existiendo. Por ejemplo, las organizaciones de mujeres ya no pueden continuar teniendo escuelas de máquinas de coser, como en el pasado, porque serán innecesarias.

 

Ahora hay mucha competencia entre las organizaciones porque los recursos de que se dispone son más escasos. Es una batalla de ideas y de cómo implementar las ideas. Solo los colectivos que pueden mostrar resultados recibirán los recursos.

 

WHRNET: ¿Cuáles son las estrategias que las mujeres en Pakistán usaban para lograr la igualdad y los derechos humanos para las mujeres? ¿Qué ha sido efectivo/inefectivo? ¿Qué factores identificarías como los más importantes en cuanto a por qué y cómo funcionaban las estrategias?

 

AJ: Creo que las mujeres han usado varias estrategias para lograr los derechos humanos y la igualdad para las mujeres. Lo que falta en Pakistán es una sociedad civil que trabaje para los derechos de las mujeres. Nunca ha habido una estrategia global que pertenezca a toda la sociedad civil y que ofrezca las herramientas, mecanismos y medidas para adoptar. Todas han tomado un camino diferente. Están las que intentaron luchar por los derechos de las mujeres dentro de las normas religiosas. Otras que intentaron avanzar adentro del marco de los derechos humanos. Y otras que no hablan de igualdad sino de equidad. Su argumento es que pedir la pura igualdad, en un tiempo en que las mujeres están atrasadas en empodermiento económico, en realidad perjudicará a un número de mujeres. Otras abogan que el empodermiento económico solo puede ocurrir con el avance del concepto de igualdad. Es un debate clásico de "empezar la casa por el techo" que actualmente ocurre en la sociedad civil de Pakistán.

 

Los cambios más efectivos han ocurrido cuando las mujeres no han dependido solamente de mecanismos del gobierno. Aunque muchos avances han ocurrido gracias al sistema judicial, si sólo hubieran dependido de las cortes, no habrían tenido éxito. Hubo mucha campaña en favor de los casos, desde las bases hasta arriba. Por ejemplo, en el caso de que si una mujer puede o no puede casarse contra los deseos de sus padres, hicieron una campaña muy dinámica tanto en los medios de comunicación como en las calles. Discutieron el tema en todas las casas y la campaña tuvo mucho éxito. Si en realidad las cortes quisieran ir contra los deseos de las mujeres, hubiera sido tan difícil como ir contra los deseos del ulema (la comunidad religiosa musulmán).

 

Antes, las mujeres no podían comparar su fuerza al cabildeo religioso-hablando del poder de las calles, probablemente todavía no pueden. Pero las mujeres tienen una sola agenda-avanzar sus derechos. El cabildeo religioso, por otro lado, tiene agendas variadas y su enfoque es de muy corto plazo en estos temas. Es severo, hiriente, pero al cabo de un tiempo tiene que cambiar de tema. Las mujeres siguen adelante con el tema y tienen una concentración más amplia, simplemente porque luchan por su propia supervivencia.

 

Otro ejemplo que puedo citar es el de la custodia. Otra vez, las clientas que lucharon por ella tuvieron que soportar mucha crítica, alegaciones de inmoralidad, de ser promiscuas y de maltratar a los niños. La lucha fue larga pero perseveraron. Tal vez ha sido más difícil para las mujeres extranjeras. Estas mujeres vinieron a este país para luchar por sus casos y se quedaron mucho tiempo para hacerlo. Por ejemplo, en 1994 una mujer uzbekistaní vino para luchar por la custodia de sus niños, y al final ganó. Su caso se transformó en una historia de interés humano para la gente. Y porque tales historias resuenan con la gente, las cortes sucumben a la presión de las mujeres. Es necesario llamar y ganar la bondad de la gente más que su maldad. Esa también es otra estrategia.

 

Lo que no ha sido efectivo, como dije antes, es cuando las mujeres dependen completamente de la maquinaria del gobierno. Por ejemplo, la ley de matanzas de honor. Antes de redactar el proyecto de la ley de matanzas de honor, se llevó a cabo una campaña de los ONG a pesar del gobierno, y se convirtió en un tema importante en Pakistán. Después de recibir tanta atención algunos grupos de la sociedad civil entraron a la campaña y crearon una colaboración entre la sociedad civil y el gobierno para redactar el proyecto de ley. Aunque muchos grupos de la sociedad civil no fueron parte del proyecto de ley, el resultado es que se vio como una colaboración entre el gobierno y los ONG. Sin embargo, al final la campaña no tuvo éxito en lograr sus objetivos y una de las razones principales era que muchos/as miembros/as de la sociedad civil involucrados/as en redactar el proyecto de ley no eran abogados/as o eran abogados/as que no practicaban. Fue una equivocación enorme y por lo tanto no se incluyeron muchas cosas en el proyecto de ley. Creo que los organismos no gubernamentales solo deben encargarse de lo que hacen mejor. Si un/a abogado/a escribe un informe de reformas económicas, puede contribuir, pero no puede dar un producto final. Fue una lástima porque la campaña tuvo mucho éxito hasta cierto punto, pero después se disipó y quedó una falsa idea triunfalista de que habíamos cambiado la ley. Al contrario, no se reformó nada y solo se logró prolongar la agonía de las mujeres que se asesinaban.

 

También, las estrategias no pueden funcionar cuando no tenemos mecanismos estatales efectivos e independientes. Cuando el poder judicial es menos independiente, uno/a es menos efectivo/a; cuando el parlamento no es soberano, uno/a es menos efectivo/a; y cuando las partes políticas no funcionan y solo se preocupan de su propia supervivencia, uno/a es menos efectivo/a. Si el alcance de uno/a está restringido a unos cuantos ONG que no tienen lazos con las bases, en realidad no se puede influir en la opinión pública. Es necesario colaborar con la sociedad civil, como el club de prensa, la asociación de abogados/as y también los políticos. Cuando estos grupos están fragmentados se hace muy difícil trabajar y uno/a se hace inefectivo/a. Es por esto que gente como nosotros/as argumentamos que hay un lazo muy fuerte entre los derechos humanos y el desarrollo democrático. No hay una verdadera libertad de expresión o un poder judicial independiente sin el proceso y el sistema democráticos.

 

WHRNET: ¿Cómo se crean lazos significativos entre las estrategias y los mecanismos a nivel local, nacional, regional e internacional? ¿Y cuán importante es establecer tales lazos?

 

AJ: Es una pregunta muy importante. Creo que el movimiento de mujeres pakistaníes tuvo mucho éxito al hacer precisamente esto. Y si no hubieran establecido estos lazos, particularmente durante el régimen de Zia-ul-Haq no hubieran logrado nada. Hubieran sido derrotadas internamente y nadie se hubiera enterado. No fue hasta la cobertura de la BBC, Amnistía internacional y Human Rights Watch sobre lo que pasaba a las mujeres en el país, que se enfocó la atención del mundo en Pakistán y por lo tanto influyó en quienes toman decisiones aquí. Para Pakistán, los lazos regionales fueron extremamente importantes por muchas razones. Quisiera hablar de dos. Una es que estábamos perdiendo nuestras alianzas naturales y semejanzas sociales y culturales. Era una sociedad que estaba siendo arabizada. Y cuando una sociedad está siendo arabizada, hay algo artificial pero no se puede decir lo que es. Los pueblos empiezan a perder sus propias culturas indígenas para ser reemplazadas con elementos de una cultura extranjera, sin darse cuenta de lo que hacen. Pakistán tiene lazos culturales con India, Irán y Afganistán. Son países con los cuales tenemos fronteras y semejanzas étnicas, religiosas y culturales. Tenemos que traer estos lazos más cerca de casa para que la arabización de Pakistán se atenúe.

 

Déjame darte un ejemplo, recientemente vi un programa en CNN que mostraba una madrassa (una escuela religiosa) en Pakistán con mujeres sentadas allá con hijab blancos (un velo) y sólo se les veían los ojos. Esta no es la cultura de Pakistán. ¿Puede mostrarme una foto de los años 70, 60, 50, 40 o cualquier década, donde hubiera madrassas de este tipo con mujeres sentadas en estos hijab blancos? Esta no es nuestra cultura pero se representa como nuestra cultura y ahora se ha vuelto una cultura a gusto del extranjero. En los años 60 fueron los jeans y ahora son los hijab! Y conlleva un pensamiento político, una ideología particular-como, estoy segura, ocurría con los jeans en aquel tiempo. Con esto, sin embargo, no sólo hay una ideología particular sino también la participación en un club organizado de mujeres que son manipuladas.

 

Hay otra razón por la que es importante tener lazos regionales y mantenerse informados/as e involucrados/as. Me parece que todos los países en la región quieren competir por tener el peor récord en vez del mejor. Entonces, si en las Maldivas pueden prohibir la ciudadanía a gentes de todas las religiones menos del Islam, un día en Pakistán nos darán a seguir el ejemplo de las Maldivas. Ahora mismo en Nepal se habla del ejemplo Pakistán, de que si el ejercito puede gobernar allá, puede hacerlo en Nepal. Tenemos que establecer más colaboraciones en la región y exponerse a la gente de países diferentes en la región para que haya un sentimiento común de hacía donde deberíamos ir.

 

Incluso en cuanto al desarrollo de la ley, puede ser muy útil usar precedentes legales regionales. Si hay un caso importante en India, lo podemos usar aquí en Pakistán. Si hay un avance aquí, se usa en Bangladesh. También debemos aprender de las buenas prácticas de todos.

 

WHRNET: ¿Qué podemos hacer para que gobiernos y actores privados rindan cuentas de sus acciones?

 

AJ: Las activistas de derechos humanos internacionales cada vez prestan más atención a los actores no estatales, especialmente en términos de la negación de las libertades religiosas y la violencia contra las mujeres. La violencia contra las mujeres es mayoritariamente perpetuada por los actores no estatales. Sin embargo hay una obligación del estado para garantizar que no se dé impunidad a estos actores no estatales y por lo tanto se hace muy importante que el estado esté involucrado. Es posible que el estado en sí mismo no discrimine contra las mujeres, pero cuando el estado sabe que no hay igualdad en términos culturales o sociales para las mujeres, el estado tiene la obligación de tomar lo que llamamos acciones afirmativas. También se conoce como la obligación positiva del estado y es especialmente pertinente en los casos de violencia contra las mujeres pero además en otras esferas, como la negación de las libertades religiosas y los derechos de los/las niños/as y de los pueblos indígenas. También es importante en cuanto a las minorías sexuales. Hubo casos en que los departamentos de seguridad del estado amenazaron y torturaron a particulares debido a su orientación sexual. Sin embargo hay discriminación social contra ellas puesto que, aunque el estado no haya participado, su falta de acción implica una cierta tolerancia. Así que si el estado tolera el maltrato, se puede responsabilizar al estado por que la discriminación está vinculada indirectamente con sus actitudes.

 

WHRNET: ¿Qué herramientas o recursos serían de más utilidad para que las mujeres de Pakistán traduzcan "los derechos humanos en el papel" en un cambio tangible y positivo en las vidas de las mujeres?

 

AJ: Creo que más útil que las herramientas o los recursos es que las mujeres hagan un marco de cómo pueden trabajar para hacer más tangibles y positivos los derechos humanos que existen en papel. Si por herramientas quieres decir las distintas medidas como pueden hacer esto, entonces una herramienta puede ser los medios de comunicación. Esto significa que es necesario que más gente que crea en los derechos de las mujeres y los derechos humanos sea cultivada en los medios de comunicación. La mitad de la batalla se pierde o se gana en los medios de comunicación.

 

Hoy en día los medios electrónicos son muy importantes, no solo en Pakistán sino en todo el mundo. Debe ser muy claro para las mujeres que es necesario que usen todas las herramientas actualmente populares. Por ejemplo, el Internet es una de las tecnologías nuevas que se usan. En vez de seguir con el método anticuado de usar letreros?que nadie ve?hoy las mujeres tienen que pensar como las compañías multinacionales y usar todas las herramientas que usan las compañías multinacionales.

 

Sí, es cierto que cuando hablamos de la tecnología largas porciones de nuestros países no tienen este tipo de tecnología y, por lo tanto, no podemos sólo depender de los métodos modernos. Tenemos que usar otras herramientas también. Pienso que el uso de la cultura es una medida muy efectiva de promover los derechos de las mujeres. Hemos visto que el teatro de la calle hace que no sólo las mujeres sino que comunidades enteras debatan y reflexionen. Cambiar la manera de pensar es la cosa más difícil. Desafortunadamente, no tenemos una cultura de buen teatro/cine en Pakistán. Por ejemplo, muchas de las películas de los derechos de las mujeres hechas en India son muy populares en los centros de asistencia legal que tenemos en Lahore. Más gente viene a los centros para mirar las películas que a otra cosa y hay un debate saludable después de cada película. Si es representado en una manera sensible y emocional, creo que es efectivo.

 

Otra herramienta que las mujeres no han usado en nuestro país, que yo creo es un error, es influir a los/las jóvenes en las instituciones educacionales. Hemos trabajado con sindicatos y tal vez hemos hecho avances en los niveles más altos de la sociedad pero no con la generación más joven, en las escuelas y universidades, lo que comprende tal vez un 40% de la población total. También necesitamos atraer más mujeres profesionales, por ejemplo en la industria de aerolíneas, de enfermería, en la industria del cine. Ellas son voceras importantes en la lucha por los derechos de las mujeres.

 

Creo que aún quedan muchas cosas más que las organizaciones de mujeres y de derechos humanos pueden hacer en Pakistán. Si uno/a escucha los canales FM de radio en el país, muchos están basados en la religión. Necesitamos contrarrestarlo y cuando se presente la oportunidad, usar la radio como nuestra herramienta. También muchas mujeres sienten que pueden promover los derechos de las mujeres a través de la enseñaza religiosa y una reinterpretación de las religiones. No sé cuanto éxito han tenido, pero es otra estrategia que se usa.

 

Cuando se habla de traducir "los avances en el papel" en cambios tangibles y positivos, creo que han habido algunos?porque, sinceramente, si se dan a las mujeres los derechos o la protección en el papel y están siendo victimizadas entonces tienen que usarlos. Por ejemplo, los avances que hemos logrado en las leyes de la familia, las mujeres no tienen otra opción sino que usarlos, y se hacen avances tangibles. No tuvimos alimentación provisoria antes para los/las niños/as y las esposas, pero la tenemos ahora y muchas mujeres se benefician de ella. También en cuanto a las elecciones de los organismos locales, cuando hubo oportunidad, venían mujeres presentándose de todas partes. Y, en aquel tiempo, recuerdo que casi todos los partidos políticos dijeron 'no se presentarán muchas mujeres' pero no hubo escasez alguna de candidatas. Entonces creo que los avances en papel han creado cambios reales en las vidas de las mujeres.

 

En el curso de los años, se ve que, cuando las cortes han sido independientes?no diré completamente independientes, pero más independientes?la jurisprudencia emitida por las cortes ha sido más liberal. En todos aquellos períodos se encontrarán precedentes importantes de casos en que las mujeres aprovecharon una oportunidad y lograron avances reales. Creo que las mujeres pueden lograr más resultados tangibles, por ejemplo, cambiando las leyes laborales. No lo han podido hacer. Pero claro, los sindicatos están prohibidos. A menos que haya libertad de asociación, éstos derechos no pueden hacerse valer efectivamente.

Comentarios

Artículos relacionados

Regiones: Medio Oriente

Temas: Defensoras/es de los derechos humanos

Programa de AWID:

Tipo de contenido: Entrevistas

Comentarios