Decrease Font Size Reset Font Size to Default Increase Font Size

Home Sp / Las Noticias y Análisis / Notas de los Viernes / ¿Una Quinta Conferencia Mundial de la ONU sobre la Mujer en 2015? ¡Lee más y comparte tu opinión!

¿Una Quinta Conferencia Mundial De La ONU Sobre La Mujer En 2015? ¡Lee Más Y Comparte Tu Opinión!

¿Una Quinta Conferencia Mundial de la ONU sobre la Mujer en 2015? ¡Lee más y comparte tu opinión!

Te invitamos a compartir tu opinión en el cuadro para comentarios que figura abajo.

NOTAS DE LOS VIERNES: Se necesita urgentemente, entre feministas y activistas por los derechos de las mujeres de todas las regiones del mundo, un debate en torno a las implicaciones de la Quinta Conferencia Mundial de la ONU sobre la Mujer que se ha propuesto realizar en 2015.  

Hay diversas opiniones acerca de la organización, la sede y el propósito de la conferencia propuesta, todo lo cual no ha sido discutido ampliamente.

Por Susan Tolmay[1] 

La propuesta Quinta Conferencia Mundial sobre la Mujer 

El 8 de marzo de 2012, Día Internacional de las Mujeres, el Presidente del 66º periodo de sesiones de la Asamblea General (AG) de las Naciones Unidas, Nassir Abdulaziz Al-Nasser (Qatar), y el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, propusieron conjuntamente convocar una Quinta Conferencia Mundial sobre la Mujer (5CMM) en 2015. En su anuncio declararon que convocar tal conferencia mundial es importante para analizar no sólo la implementación de la Plataforma de Acción de Beijing sino también los asuntos emergentes y enormes cambios que están ocurriendo en el mundo, los cuales tienen “implicaciones tanto positivas como de otra índole para las mujeres”. Su propuesta será presentada a los 193 Estados miembros de la AG de la ONU para discusión durante el 66º periodo de sesiones de ésta en septiembre. 

La 5CMM propuesta tendría lugar veinte años después de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer celebrada en 1995 en Beijing, donde fue adoptada la histórica Plataforma de Acción de Beijing. La década de 1990 se caracterizó por una fuerte movilización global de movimientos sociales – incluido el movimiento feminista – que buscaban promover los derechos humanos de las mujeres y la igualdad de género, así como otras agendas clave para la justicia social en los campos de población y desarrollo, medio ambiente y derechos humanos. Activistas por los derechos de las mujeres de todas las regiones participaron activamente en las Conferencias de la ONU durante la década de 1990 en Río de Janeiro, Viena, El Cairo, Copenhague y Beijing. Estos procesos y resultados fueron esenciales para asegurar marcos políticos internacionales que, de ser adecuadamente financiados e implementados, promoverían los derechos humanos de las mujeres y lograrían la igualdad de género.

Hasta la fecha, las reacciones de grupos, redes y campañas de mujeres a otra conferencia mundial han sido mixtas. Antes del anuncio en marzo no hubo una consulta sistemática a la sociedad civil, los Estados miembros de la AG u ONU Mujeres, pero sí ha habido grandes preocupaciones respecto a la necesidad, eficacia y relevancia de las conferencias internacionales.

Además, 2015 es el año límite para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y entonces se acordará un nuevo marco de desarrollo que reemplace a los ODM. En la Cumbre de Río+20 que concluyó la semana pasada en Brasil, los Estados miembros acordaron poner en marcha un proceso de negociación de un conjunto de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para el año 2015. Ya inició un proceso paralelo pero conexo de la ONU llamado “El Programa de Desarrollo Más Allá de 2015”, pero hasta ahora ha sido limitada la participación de feministas y grupos de mujeres en éste. 

Posiciones expresadas hasta la fecha 

La Campaña a favor de la 5CMM liderada por Jean Shinoda Bolen (San Francisco, Estados Unidos) está movilizando apoyo para una 5CMM cuya finalidad sería “abordar asuntos nuevos y emergentes que afectan a mujeres y niñas desde la Conferencia de Beijing en 1995, para trabajar a partir de documentos previos de la ONU en vez de reabrirlos”. Su posición es que una 5CMM es necesaria y serviría como “punto de concentración que generaría conciencia, articularía a las mujeres en todo el mundo y en tiempos de transición podría ser un punto crítico”.[2]

Una propuesta alternativa[3] de Soon-Young Yoon, actual Presidenta del Comité de ONG sobre la Condición de la Mujer, Capítulo Nueva York quien expresó su opinión personal, es que “la ONU cree un nuevo modelo para un acontecimiento mundial – uno que no se centre en generar un documento de consenso global en una conferencia, sino en la implementación de promesas” hechas a través de una campaña mundial, sustentada en cinco conferencias regionales, usando todo el poder de las nuevas tecnologías de la información y los medios sociales para establecer una nueva red global de medios”. La campaña que ella propone tiene dos metas:

  1. Estimular una poderosa base de apoyo para “aumentar y acelerar” la implementación de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Plataforma de Acción de Beijing.
  2. Fortalecer las infraestructuras de comunicación y las habilidades de los grupos interesados – incluyendo a jóvenes y lideresas jóvenes, oficinas nacionales de la mujer y órganos de la ONU – y la articulación interregional para el año 2015 y después.

Reflexiones provenientes de debates en el reciente Foro de AWID

AWID le solicitó a la Campaña por la Reforma de la Arquitectura para la Igualdad de Género (Campaña GEAR) facilitar las reuniones de grupos de acción que hubo en el Foro Internacional AWID 2012 sobre este asunto. Las discusiones sacaron a luz las siguientes preocupaciones:

  • La cantidad de recursos – tiempo y dinero – que una conferencia mundial de la ONU requiere, en vista de que ONU Mujeres aún no está adecuadamente financiada y muchas organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres están pasando por crisis financieras. Realizar ahora un evento de tal magnitud podría debilitar la capacidad del movimiento de mujeres, cuando hay tantas luchas locales y regionales cruciales.
  • Una conmemoración de Beijing+20 debería enfatizar los progresos y retos de la implementación, un mayor acceso a recursos y rendición de cuentas por los acuerdos internacionales existentes relativos a los derechos de las mujeres y la igualdad de género.
  • Falta de participación de organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres, y de la sociedad civil en su conjunto, en este proceso hasta la fecha. Las organizaciones por los derechos de las mujeres exigen participar plenamente en todos los aspectos de la preparación, el diseño y programa de la Conferencia si ésta llegara a realizarse, incluyendo el lugar donde se llevará a cabo y cuáles serán los principales resultados.
  • Cualquier evento relacionado con Beijing+20 debe llevar las voces de las mujeres y perspectivas feministas a los procesos más amplios de la ONU después de 2015, incluyendo el examen de los ODM y de los ODS propuestos.
  • Cualesquiera eventos planificados para el año 2015 deberían agregar enfoque, recursos y energía a las organizaciones que defienden los derechos de las mujeres, no desgastarlas o dividirlas. Una 5CMM u otro evento que mantenga a las mujeres ocupadas en los márgenes no sería útil, ya que ellas quieren influir en otros procesos pertinentes del trabajo de la ONU.
  • La posibilidad de reacciones adversas a compromisos internacionales previamente acordados sobre los derechos de las mujeres y la igualdad de género si una conferencia se llevara a cabo con negociación intergubernamental de una nueva plataforma en el actual clima geopolítico, donde hoy día son potentes las fuerzas contra los derechos de las mujeres.

Las participantes en los grupos de acción idearon alternativas a una conferencia que exigirían la implementación de la Plataforma de Acción de Beijing y llamarían la atención a promover los derechos humanos de las mujeres sin poner en riesgo el texto negociado. Estas opciones incluyen:

  • Llevar a cabo un Foro Urbano Mundial cuyo modelo sea el de ONU-Hábitat, en el cual haya asociaciones e involucramiento con el gobierno local, se trabaje estrechamente con lideresas y líderes de la sociedad civil y el documento de resultados sea un conjunto de recomendaciones desde la Presidencia del foro.
  • Centrar el proceso en reestructurar la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW) de la ONU, a fin de fortalecerla y hacerla más efectiva.
  • Realizar una Sesión Plenaria de Alto Nivel de la Asamblea General de la ONU para celebrar el 20º aniversario de la Plataforma de Acción de Beijing.
  • Llevar a cabo una conferencia en la que se contraigan compromisos para implementar la Plataforma de Acción de Beijing o emitir una Declaración Política de los Estados miembros después de las consultas a la sociedad civil.

Todas estas opciones serían sin llevar a cabo negociaciones que pudieran reabrir los acuerdos existentes y generar una seria reacción adversa, en momentos cuando algunos Estados miembros de la ONU están cuestionando fuertemente los derechos de las mujeres y la igualdad de género. Por ejemplo, en las muy recientes negociaciones de Río+20, algunos gobiernos cuestionaron el reconocimiento del papel que las mujeres juegan en el desarrollo sostenible y el documento final no incluyó los derechos reproductivos. Las feministas que estuvieron trabajando para incidir en las negociaciones debieron librar una ardua batalla para asegurar que los gobiernos reafirmaran los acuerdos de las conferencias de El Cairo y Beijing. Este proceso que recién concluyó es un buen ejemplo del contexto geopolítico que podríamos enfrentar en 2015.

¡Dinos lo que piensas!

El anuncio de la potencial 5CMM nos plantea a todas el reto de compartir nuestros análisis, esperanzas, posiciones e ideas. Las voces que se han manifestado hasta el momento relatan historias de preocupación, incertidumbre y cautela, pero también expresan nostalgia por un proceso ‘similar a Beijing’, la necesidad de revigorizar nuestros movimientos a nivel global y la esperanza de promover los derechos de las mujeres y las agendas feministas. A algunas les ofrece oportunidades para revitalizar luchas de largo plazo y agregar asuntos pertinentes que puedan responder a las crisis y retos actuales a nivel regional, nacional y local. Para AWID es crucial brindar información sobre la conferencia propuesta y los diversos puntos de vista expresados, así como crear un espacio para debatir en torno a esta cuestión.

Te invitamos a reflexionar acerca del camino por delante a medida que nos acercamos a la celebración del 20º aniversario de la Conferencia de Beijing. Comparte tus comentarios y propuestas sobre la mejor manera de celebrar la Conferencia de Beijing y continuar promoviendo los derechos humanos de las mujeres y la igualdad de género a nivel mundial. Cuéntanos tus pensamientos, reacciones y posiciones sobre este debate y ayúdanos a ampliar las voces y perspectivas que están contribuyendo a esta conversación.

Notas:

  1. La autora agradece a Lydia Alpízar, Charlotte Bunch, Alexandra Garita, Alejandra Scampini, Anna Turley y Zonibel Woods por sus contribuciones a este artículo.
  2. Ver: ‘Experta llama a realizar Quinta Conferencia de la Mujer’, Gladis Torres Ruiz, CIMAC, 15 de junio de 2012.
  3. Este documento ha estado circulando por correo electrónico. Si quieres leer la propuesta completa, por favor escribe a stolmay@awid.org.

Nos comprometemos a producir una futura edición de Notas de los Viernes que resalte los puntos principales de los comentarios compartidos, en los tres idiomas en los cuales trabajamos: español, francés e inglés.

Fuente: Notas de los Viernes de AWID, 29 de junio de 2012. Título original: ‘A Fifth UN World Conference on Women in 2015? Learn More and Share your Opinion!’

Traducción: Laura E. Asturias

Comparte tus comentarios aquí abajo o únete a la discusión en Facebook.

Licencia del artículo: Creative Commons - Titular de la Licencia de artículo: AWID

Comentarios

Somos una organizacion de mujeres que esta trabajando en la RD, pensamos que la Quinta Conferencia Mundial debe abrir mas espacio para que las insituciones de las mujeres participen activamente en este proceso,para hacer una llamada a todas para que expresen sus opiniones a favor de la lucha que todas las mujeres que estan confrontado. El problema de la desigualdad de genero, de violencia, de la violacion de los derechos humanos, problema de la mujer inmigrante con y sin documento legal, problema de salud y derechos sexuales y reproducitvos, problema de educacion, todos estos son puntos fuertes que las mujeres han vivido cada dia y que no ocurren gran cambios en estas conferencias a si que deberian poner mas medidas estrictas para ponerle un alto a esta situacion

Una 5cmm podría fortalecer los movimientos de mujeres y feministas si se genera un proceso sostenible de reflexión e interlocución desde lo local a lo global sobre el estado de implementación de la PAM y de la CEDAW de cara a los nuevos contextos globales y locales (conflictos armados, cambio climático, lucha por recursos naturales -agua, combustibles, minería...-. desruralización y seguridad alimentaria, economía del cuidado, feminismos emergentes, neoconservadurismo frente a los estados laicos, migración y desplazamientos internos...). Pero...¿dónde estan los recursos para garantizarlos, sin desgastar las organizaciones de mujeres?, ¿dónde la infraestructura institucional intergubernamental, nacional, redes de la sociedad civil...para animar y apoyar este proceso?.
Una 5cmm que democratice la participación y representación de todas la identidades de las mujeres con una nueva agenda -para no reabrir pero mantener Beijing- sería deseable.

Beijing+15 fue peor que Beijing+10, por el menor compromiso con la igualdad de los estados miembros y de la propia ONU, empezando por su Secretario General, y por la desvirtuación del papel del Foro Paralelo de ONGs. Para que 2015, con 5ª Conferencia Mundial o sin ella, constituya un avance hacia la igualdad de las mujeres, la propia ONU tiene que avanzar algo, manifestar un cambio de tendencia.
Tampoco veo a la Union Europea dispuesta a impulsar la igualdad de género. Por ejemplo impulsa a España y los paises del sur a resolver la crisis financiera recortando brutalmente los servicios publicos de educacion, sanidad y cuidado de las personas en situación de dependencia, a la vez que ayuda a los bancos.
Ni la ONU, ni la Union Europea ni España representan a quienes trabajamos por la igualdad.
¿Que papel tiene ONU Mujeres?

Hacer una conferencia en la situación que se está enfrentando en la mayoria de los países del mundo, es dar marcha atrás a lo poco que se ha ido avanzando. Me refiero a la injerencia de las transnacionales incluso en las naciones unidas y lo que esto está implicando en todos los países. La participación público privada está implicando que empresas "inviertan" en el avance de nuestros derechos, así mencionado, sin embargo, finalmente es el uso de esto para lograr sus propositos que finalmente es mantener la ganancia y "donar" lo que consideran necesario para mantener la "gobernabilidad". La realidad es que en los países se está dando un debilitamiento de la institucionalidad de las mujeres y las ideas conservadoras y fundamentalistas se están fortaleciendo mucho más en la institucionalidad de los países. Por otro lado, el movimiento ha sido diezmado por la falta de recursos, por acciones de intimidación, criminalización y persecución, por tanto, esto implica un riesgo en su conjunto. La ONU tendría que hacer visible los avances y las complicaciones que ven en el cumplimiento de todo lo que se comprometieron y no solo de Beijing sino tener una mirada global. Hoy enfrentamos las debilidades acordadas en Rio mas 20 y ante todo, hay un reto muy grande para todas.

Considero que independientemente del carácter o relevancia que pueda tener la 5CMM en el cronograma de NU para el 2015, es fundamental que, organizaciones de mujeres y feministas trabajemos por articular una agenda global de los derechos de las mujeres afincada en profundizar el compromiso de los Estados y de la Comunidad Internacional con la vigencia de esta agenda. 20 años después de Beijing no pueden significar retroceso en reconocimiento a derechos de las mujeres, sino evaluación de lo avanzado y establecimiento de nuevos compromisos para avanzar. Comparto la idea de iniciar desde Viena más 20: ¿Cuanto hemos avanzado en los derechos de las mujeres?

Comentarios